ACEITE DE OLIVA EN BEBÉS, ORO LÍQUIDO PARA NUESTROS PEQUEÑOS TESOROS.

El aceite de oliva tiene grandes beneficios para la salud de nuestros bebés. 

Sus muchísimas propiedades se conocen desde la antigüedad. Ya en la mitología griega se ponía de manifiesto su gran importancia pues cuenta que fue Athenea quien regaló el Olivo a los griegos para proporcionarles madera, aceitunas y aceite, convirtiéndose así en la protectora de Atenas. 

En nuestra cultura mediterránea el aceite de oliva cuenta un papel fundamental en la gastronomía, la cosmética y la salud en general, pero ¿Cuáles son los beneficios concretos que aportan a la salud y bienestar nuestros bebés?

Un truquito! Para reducir las estrías provocadas por el embarazo es muy recomendable aplicarse una emulsión de aceite de oliva y agua.


–       Dentro de mamá, durante el embarazo. 

Los bebés de mujeres que tomaron aceite de oliva durante el embarazo pueden tener mejores registros de peso y longitud. Además, el aceite de oliva contiene mucha Vitamina E, súper importante para ayudar a los recién nacidos durante el parto.

Y no nos olvidemos de las futuras mamás. Tomar aceite de oliva mejora los niveles de presión arterial y gracias a los antioxidantes que contiene ayuda a mantenerse fuerte y saludable.

–       En la alimentación 

Hay estudios que indican que introducir aceite de oliva en la dieta de bebés prematuros es muy beneficioso para mejorar su salud y futuro desarrollo. 

Por otro lado, también puede ayudar a aliviar el estreñimiento.  El Aceite de oliva es base en la dieta mediterránea considerada por la OMS como una de las más saludables para tener una buena calidad de vida y prevenir enfermedades. 

–       En la piel 

La piel de los bebés es mucho más delicada que la de los adultos. Es un 20% más fina y no cuenta con todos los mecanismos de defensa necesarios frente a los agentes externos. 

La piel del bebé se reseca con facilidad y el aceite de oliva, gracias a su efecto antibacteriano y vitaminas, protege la piel y la hace suave y tersa. 

Otro de los beneficios del aceite de oliva es que ayuda a reparar la piel reseca e irritada por lo que es muy beneficio ante la dermatitis del pañal que suele ser bastante común durante el primer año de vida del bebé. 

Para las heridas y puntos de sutura el aceite de oliva va muy bien ya que aporta elasticidad a la piel ayudando a reducir futuras cicatrices. 

El aceite de oliva también tiene un uso extendido para pieles sensibles e incluso para la dermatitis atópica.  La dermatitis es debida a un proceso inflamatorio en la piel, acompañado por picores e irritación y descamación. Es muy aconsejable el aceite de oliva ya hidrata y calma la piel, contiene antioxidantes como la vitamina E que regeneran y protegen la piel y tiene un efecto antinflamatorio que alivia las molestias. 

El consumo de aceite de oliva y uso de productos que lo contienen nos ayudarán a cuidar la salud y correcto desarrollo de nuestros pequeños.  No olvidemos que los cuidados de hoy serán el bienestar de mañana. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s